Granada

19:51:00


¡Hola a todos!

Quería compartir con vosotros el viaje que hice hará un par de meses a la ciudad de Granada.
Nunca antes había estado y puedo confirmar que me sorprendió gratamente. Desde el primer momento en el que tus pies pisan por primera vez la ciudad, ya tienes la sensación de que Granada no te va a dejar indiferente.
Estuve visitando la ciudad unos días antes de Navidad, el clima era frío, pero, no obstante quise estar todo el día en la calle conociendo cada rincón y saboreando su increíble gastronomía.

Lo primero que hice nada más llegar (llegué muy pronto por la mañana, sobre las 9:00 horas) fue ir a desayunar unos buenos churros con chocolate. Nos comentaron que uno de los mejores lugares para encontrar unos buenos churros es en el Café Bar Futbol, un lugar de larga tradición que se encuentra situado en la Plaza de Mariana Pineda.
Lo mejor de todo es su horario, siempre lo encuentras abierto, su personal es muy amable y puedes pedir diferentes raciones, os aseguro que no he comido nunca unos churros tan buenos como aquellos.
Habiendo desayunado fuerte cogimos energías suficientes para poder empezar a hacer un poco de turismo por la ciudad. Primero de todo nos dirigimos hacia la Catedral de Granada, preciosa por fuera y todavía más por dentro.

Catedral de Granada
Acceso a la Capilla Real

Decidimos entrar a la Capilla Real donde se encuentran enterrados los Reyes Católicos, Juana la Loca y su esposo. Si decidís entrar, podéis acceder al museo, que contiene cuadros y pertenencias de los mismos.
Alrededor de la Catedral podéis encontrar tiendas y paradas que venden todos tipo de tes y especies, todas exquisitas, yo compré jengibre, incluso te dan una tarjetita donde indica con que platos, e ingredientes se complementa más cada especie.


Parada de especies

Una vez terminada esta interesante visita a la catedral, decidimos ir a comer y tapear por la ciudad, eso sí, cerca del hotel donde nos alojábamos para poder descansar después y reservar la visita a la Alhambra. (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO)

Por casualidad, al lado del hotel donde nos alojábamos estaba el "mejor bar de España" tal y como indica el documento encima de estas líneas. El lugar no estaba nada mal, no esperéis nada ostentoso, sino todo lo contrarío, es un lugar en plan taberna. Tienen copas de vino tinto a precios muy agradecidos, y las tapas de jamón de bellota están muy buenas. En definitiva si váis por Granada no está de más visitar Casa Enrique.
Después de picotear un ratito y recargar las pilas ( previa siesta en el horel ) fuimos al mirador de San Nicolás, las vistas allí son impresionantes, merece la pena subir. En el paseo de Colón hay un autobús que te sube hasta allí arriba.

Iglesia del Mirador de San Nicolas y Vistas desde el Mirador de San Nicolás

Como os comentaba, para visitar la Alhambra hay que reservar la entrada previamente, yo la reservé vía llamada telefónica y puedes pagar con tarjeta de crédito cómodamente, luego recoges las entradas en el cajero.
Hay la opción de visita diurna que consta de una visita detallada de 4 horas o bien la nocturna que son 2 horas, en mi caso es la que hice yo, creo que no es caro y que la visita merece la pena, me parece recordar que la visita nocturna son unos 8 o 9 euros.
A continuación os muestro algunas fotos de mi visita para que podáis deleitaros con el arte nazarí. Entre muchas cosas pude visitar; los portantes de la Alhambra, incluyendo los Jardines del Generalife, la Alcazaba, el Palacio Carlos V, el Patio de los Leones ( lástima que actualmente está en obras ) y algunos lugares más.



La visita me dejó todavía más impresionada por su increíble arquitectura y por cada detalle que está cuidado al milímetro. Fue una pena que no pudiera ver el patio de los leones en su esplendor debido a que por ahora lo están reformando.
Bueno chicos, espero y deseo que os haya gustado esta entrada sobre este viaje que hice al sur de la península y que os haya motivado a viajar a esta increíble ciudad. Yo debería volver, ya que me quedaron algunas cosas en el tintero como visitar la Cartuja.
Si buscáis sitios donde comer, os dejo una recomendación, podéis encontrar de todo en Bib Rambla, allí es donde tomé mi último desayuno en la ciudad, en el Café Bib Rambla. Allí pude degustar unas deliciosas rebanadas con roquefort untado en un pan calentito y esponjoso. Os dejo una foto, muestra de ello.
De todos modos, no os preocupéis, en Granada no es difícil encontrar un lugar donde comer bien y que sea asequible para todos los bolsillos.


¡Os dejo una canción dedicada a la ciudad de Granada como despedida! Un saludo :)


You Might Also Like

0 comentarios

Facebook

Twitter

Pinterest