¡Madrid! Primera parte

by - 21:25:00

Welcome to Madrid!




¡Buenas tardes a todos!

Hoy quería hacer un resumen de los sitios que he visitado en mi último viaje a Madrid. La verdad es que, Madrid tiene todo para que una persona pueda disfrutar, eso sí, yo me pasé los días gastando, es tanto el ocio que hay y tan amplia la oferta gastronómica que volví a Barcelona con el bolsillo vacío y una talla de pantalón más grande. Fueron cinco días en los que no paré ni un solo momento. 

A continuación os detallo los lugares que más me sorprendieron, que fueron tantos que quizás tenga que dividirlo en un par de bloques, dos entradas. Los bares y restaurantes están valorados con croquetas y los sitios de copar y pubs con bailoteos. 

Viajamos en AVE y llegamos a Madrid sobre las dos del mediodía, justo a la hora de comer, primero quedamos con Renan el chico que nos alquilaba el apartamento a través de Airbnb. Sinceramente, habiendo estudiado turismo y trabajado mucho tiempo en hoteles, quizás parezca que lo que voy a decir sea un boicot a la hostelería, pero recomiendo enormemente viajar a través del alquiler de apartamentos ya que te llevas la experiencia de vivir como un habitante más de la ciudad que estás visitando, aunque sea poco el tiempo que pases en el piso. 
La localización del apartamento era ideal, en pleno Malasaña rodeado de tiendas y bares pero a la vez el piso era tranquilo y silencioso, no se escuchaba ningún ruido, si vais a Madrid, sin duda os recomiendo sus apartamentos. En el siguiente enlace podréis ver todo detalle sobre la oferta que tiene. 

Primera parada;  Fábrica Maravillas Craft Beer

Situado en Malasaña, justo al lado de donde nos alojábamos. Aquí podéis encontrar cerveza hecha artesanalmente, incluso dentro del local están las cubas donde hacen allí mismo la cerveza y la mantienen a su temperatura justa. 


 Yo me pedí la Malasaña Ale, una buena rubia muy refrescante. 


¡¡Qué mejor que acompañar la cerveza artesanal que con una buena tapa!! 

El sabor de las cervezas es fuerte, es lo que le da ese toque tan especial y que las hace diferentes a todas las demás que venden a gran escala. Además de las cervezas tienen tapas de embutido ibérico, las cuales encajan perfectamente con el gusto intenso de las cervezas. El local es pequeñito y minimalista lo que le hace muy acogedor. 

Valoración: 8 croquetas

Segunda parada: Chicago Hot Dogs

Después de toda una tarde paseando por las calles de Madrid, (recién habían empezado las rebajas), y el frío que hacía, (casi 0 grados ), hicimos una paradita rápida en Chicago Hot Dogs, hay un par de ellos, nosotros fuimos al que está situado en la Corredera Alta de San Pablo. 
El local es muy pequeño, tendrá como mucho 3 mesas, pero la filosofía del lugar es comprar el Hot Dog y llevártelo. Hay diferentes variedades de Hot Dogs y todos tienen una pinta deliciosa, yo por ejemplo escogí el mexicano, que llevaba pepinillo, chucrut, queso y le añadí ketchup y mostaza picante, una bomba la mar de gustosa. 


Hay diferentes variedades de Hot Dogs, por ejemplo yo escogí el mexicano, que llevaba pepinillo, chucrut, queso y le añadí ketchup y mostaza picante, una bomba la mar de gustosa.


Además puedes convertir el Hot Dog en menú, y la verdad es que el precio está más que bien. Muy recomendable si tenéis poco tiempo para comer y necesitáis ingerir algo en el estómago.

Valoración: 7 Croquetas

Tercera parada: Bodega la Ardosa 

También en Malasaña, justo al lado de la calle de El Barco, en la calle de Colón está situada la Ardosa. Esto ya es un clásico, y es muy recomendable ir pronto por la tarde, ya que normalmente se suele llenar enseguida. Las tapas están todas riquísimas pero lo que fue memorable para mi y que recuerdo con muy buen gusto son las croquetas de queso cabrales. ¡Delicatessen amigos!


Me encanta el estilo de bodega antigua y el interior con sus fotos de antaño. 


Valoración: 8 croquetas y media.

Cuarta Parada Tupperware

Para terminar el primer día lo que hicimos fue ir a tomar una copa y bailotear un poquito y nada mejor que el Tupperware donde pudimos disfrutar de los mejores temas musicales. La movida madrileña se encuentra en Malasaña y el Tupperware es un lugar con carisma, con dos plantas y dibujos muy curiosos en las paredes, la decoración de la barra es brutal, todo de muñecos de los 90, hasta una Nancy pude llegar a ver. 


Aquí estaba Vicky el vikingo y camisetas Merchandising de Tupperware. ¡Todo muy bizarro! :)

Valoración: 9 bailoteos

Hasta aquí el primer post del viaje a Madrid, en breve; ¡Segunda parte!


You May Also Like

0 comentarios